EditorialRN

Gasoil y subsidios oficiales para el sector

Gasoil y subsidios oficiales para el sector

A mediados de año, justo cuando comenzaban las vacaciones de invierno, los choferes agrupados en la UTA habían lanzado un paro reclamando una adecuación salarial. Lo hicieron para poder destrabar el conflicto a través de un acuerdo entre los sectores patronales y los asalariados. Pero buena parte del costo del acuerdo recaerá sobre las arcas del Estado, que aportará alrededor del 65% de los $ 140 M mensuales necesarios para financiar el incremento salarial del 31% que comenzaron a recibir los 20.000 choferes del sector.
En los hechos, el aporte estatal para el pago del aumento salarial, unos $ 80 M mensuales, significó la reimplantación del esquema de subsidios que benefició a las empresas de transporte de pasajeros de larga distancia hasta enero de 2012, cuando la administración de la presidente Cristina Fernández de Kirchner resolvió eliminarlo bajo el argumento de la necesidad de avanzar en una política de recorte de la asistencia estatal al transporte público. (El Cronista, Buenos Aires)