EditorialRN

Petróleo: caen costos, suben regalías

Petróleo: caen costos, suben regalías

Neuquén. El anunció de la liberación del tipo de cambio a partir de hoy -una devaluación en términos reales- tendrá un fuerte impacto en el sector petrolero y la recaudación de regalías de los gobiernos provinciales.

Pero no hay que apurarse: el valor del dólar es tan sólo una de las variables vitales para el sector. La otra, lógicamente, es el precio del crudo y el gas, ambos regulados por el Estado que seguramente meterá la mano para evitar incrementos.

En términos concretos la devaluación tendrá tres efectos:

1- Las petroleras licuarán sus costos en pesos. Es imposible establecer cuánto representan. Para YPF, por ejemplo, rondan el 70%. El principal ahorro será en salarios: si un trabajador cobraba en pesos el equivalente al 5% de un barril de crudo (por tomar un número teórico), ahora cobrará el 2,5% si el tipo de cambio pasa, como espera el mercado, a 15 pesos por dólar. Como en el resto del mundo del trabajo, los sueldos perderán poder adquisitivo.

Además de salarios, las empresas también licuarán su deuda en pesos. Como contraparte, las utilidades en moneda nacional que no pudieron girar durante la era K habrán perdido un 50% de su valor (siempre suponiendo un cambio de 15 pesos).

2- Las provincias recibirán más dinero en concepto de regalías. Neuquén, por caso, había calculado un tipo de cambio de 9,45 pesos en su Presupuesto 2016. Si hoy las casas de cambio abrieran con el dólar a 15 pesos, la provincia embolsará $ 4.000 M más en este concepto, siempre que el barril criollo de 77 dólares no se modifique.

La contraparte para Neuquén es que también tiene tomada un 75% de deuda en dólares, así que lo "gane" en regalías, lo "perderá" para pagar deuda. Pero hay un aliciente: el gobernador Omar Gutiérrez aún no liquidó unos u$s 130 M que tiene guardados en una cuenta, producto del último endeudamiento y el pago de dos bonos petroleros. Son recursos que irán al pago del medio aguinaldo y que ahora pasarán a valer al menos un 50% más.

3- Si se aplica la ley de mercado más llana, la devaluación se trasladará a los surtidores, aunque no necesariamente al mismo nivel.

El petróleo representa un 30 o 40% del precio final del combustible. Si ese insumo sube, lógicamente lo hará la nafta y el gasoil en el surtidor.

Pero el gobierno de Mauricio Macri tiene un as bajo la manga: el "barril criollo". Fuentes de la Casa Rosada aseguran que se buscará un valor más bajo de los 77 dólares actuales para compensar la suba en las estaciones de servicios. (Diario Río Negro, Río Negro)