EditorialRN

Europa toma el ejemplo de YPF para racionar el combustible a extranjeros

YPF-logoEuropa toma el ejemplo de YPF para racionar el combustible a extranjeros

La imparable suba del petróleo disparó los precios de los combustibles en todo el mundo y Europa no es la excepción. Actualmente el litro de nafta se ubica en promedio por encima de los 2,2 euros/litro y las previsiones que apuntan a que pronto podría superar los 3.
En este contexto, el Gobierno húngaro ha decidido subvencionar una parte del valor para así aliviar un poco la dura situación económica (el país sufre la inflación más alta registrada en los últimos 25 años), pero con una condición: el descuento será solo para los coches que luzcan matrícula nacional.
Según recoge la web de noticias ABC News, las Estaciones de Servicio húngaras imponen un doble sistema de cobro, de tal manera que tienen que respetar el máximo de 480 florines (1,25 dólares por litro) impuesto por el Gobierno cuando el que carga es un conductor local; mientras que los vehículos con matrícula extranjera pueden llegar a pagar hasta un 60 por ciento más.
El precio más bajo de Europa
El Gobierno húngaro impuso un máximo al precio de los combustibles el pasado mes de noviembre. Esto hizo que el suyo fuera el mercado con las tarifas más bajas de toda la Unión Europea. La consecuencia: un notable incremento del número de turistas que cruzaban la frontera para llenar el tanque.
Esto que los expertos han denominado “turismo de combustible” ha provocado cierta escasez en algunas Estaciones de Servicio; es por eso que el Gobierno ha decidido que los turistas no disfruten de la subvención para así reducir el consumo.
La medida remite a lo dispuesto recientemente por YPF de cobrar 240 pesos el litro de Diesel Infinia en las estaciones de frontera ya que la brecha con los países limítrofes ejercía una presión inusual al consumo, especialmente en las regiones de NOA y NEA. (Surtidores)