EditorialRN

Represas Patagonia confirmó rescate de material arqueológico en la zona

Represas Patagonia confirmó rescate de material arqueológico en la zona

represasFue uno de los varios puntos tratado en la charla abierta en El Calafate entre representantes de la UTE encargada de la construcción de las represas en el río Santa Cruz y vecinos de la localidad. Se informó que se contrató a especialistas que están haciendo recupero de una gran cantidad de material de pueblos prehistóricos. Hoy culminan las jornadas con un encuentro similar en la UTN. En la primera charla abierta brindada en El Calafate, la Unión Transitoria de Empresas que construye las represas en el río Santa Cruz, confirmó que se está procediendo al rescate de una gran cantidad de material arqueológico.
Cabe aclarar que este encuentro es el tercero de los cuatro organizados como Jornadas Informativas a la Comunidad, que la UTE Represas Patagonia decidió realizar en las localidades de injerencia del proyecto constructivo: Piedra Buena, Puerto Santa Cruz, El Calafate y Río Gallegos. En la ciudad capital la cita es hoy a partir de las 11 de la mañana en la UTN.
Ayer a la tarde, en lo que fue el turno de El Calafate, representantes de la empresa Electroingeniería, una de las tres que conforman la UTE Represas Patagonia, brindaron la charla abierta a la comunidad, donde también respondieron consultas de unas 100 personas que se dieron cita en el Centro Cultural de la Villa turística.
Algunas consultas quedaron sin mayores repuestas, ya que la empresa explicó que temas como la expropiación de tierras es una cuestión del Gobierno Provincial.
Varios propietarios de campos ribereños participaron de la convocatoria, planteando su disconformidad por la cantidad de hectáreas que le está siendo expropiada por el Estado, y sin que se conozca el real destino de esos campos.
En la reunión, los representantes confirmaron que se está realizando un rescate de material histórico y cultural en campos que serán afectados por las obras y operativas de las dos represas.
Confirmaron que la UTE contrató a un equipo de especialistas encabezados por la arqueóloga Nora Franco, para que realice un relevamiento y rescate del patrimonio cultural que podía ser encontrado en ambas zonas.
“Nora Franco y su equipo fue contratado por la UTE para hacer un rescate, con el aval de la Secretaría de Cultura de la provincia”, confirmaron los representantes de la empresa.
Además, informaron que existe una gran cantidad de material rescatado e inventariado, el que por ahora se encuentra bajo custodia de la UTE, pero que al terminar el inventario será entregado a la Dirección Provincial de Patrimonio Cultural, que depende de la Secretaría de Cultura, para que disponga del material.
“Tenemos un conteiner de 4 x 3 metros que está hasta la mitad de cajas llenas de material” comentó el biólogo Bernardo Parizek, uno de los que representó a la UTE en el encuentro con vecinos de la Villa turística.
Estudios de Impacto Ambiental
Fue en ese contexto que la empresa dejó en claro que aún no está aprobado el Estudio de Impacto Ambiental de la construcción de las presas, pero sí de todos los trabajos previos.
La construcción de caminos de acceso, temporarios, la construcción de los campamentos pioneros, perforaciones para estudios geotécnicos y la colocación de antenas del servicio de telefonía celular, son, según la empresa, las obras que se ejecutan o se están ejecutando y que tienen su Estudio de Impacto Ambiental presentado, y el correspondiente dictamen de aprobación por parte del área de Medio Ambiente de la provincia.
Construcción
La nota la dieron trabajadores de la construcción. Unos 60 desempleados se hicieron presentes antes del comienzo de la charla para plantear su necesidad de lograr puestos de trabajo. Si bien coordinaron con los representantes de la empresa que hablarían al final de la charla, igualmente los obreros ingresaron al mediar las exposiciones y pidieron hacer preguntas sobre sus puestos laborales.
Entre los organizadores y el público se explicó que había un orden para hacer preguntas, por lo que se retiraron y se quedaron en el hall de ingreso. Al terminar el encuentro con la comunidad, la empresa atendió puntualmente a los obreros, recibiendo un listado de unos 60 trabajadores que esperan ingresar a las obras. (La Opinión Austral, Santa Cruz)