EditorialRN

Sector petrolero pudo mantener su actividad

Sector petrolero pudo mantener su actividad

Santa Cruz. Con altibajos dependiendo de las operadoras, la actividad petrolera pudo mantener su nivel de producción en niveles como no los tenía desde el año 2008, impulsadas, fundamentalmente, por la estatal YPF. Pese a ello, en Santa Cruz los resultados de las demás operadoras no acompañaron y hubo una pérdida de producción que significó u$s 35 M menos en regalías.
La baja sostenida e histórica del precio del petróleo que llegó a perforar el piso de los U$S 45 modificó el horizonte de expectativas de las compañías petroleras. Sin embargo, las medidas contracíclicas aplicadas por las provincias y el Gobierno Nacional -en especial, mantener desacoplados los precios domésticos de las referencias internacionales- parecen haber contenido el golpe sin afectar la producción, ni la actividad en los yacimientos, lo que en la práctica se habría traducido en menos inversión y pérdida de puestos de trabajo. A nivel nacional el aumento de la producción de crudo es liderado por YPF y acompañado por otras empresa como Pan American Energy (PAE) en un escenario de precios bajos que se estima afectarán a la industria por todo 2015. La petrolera de bandera posee 201 equipos torre en actividad, entre unidades de perforación (drilling), workover y pulling. La sigue PAE –de la británica BP y Bridas, el holding de la china Cnooc y la familia Bulgheroni– posee un total de 58 equipos en uso. Cerrando el podio con 21 equipos activos se encuentra la firma china Sinopec que recientemente firmó un memorando de entendimientos (Mou, por sus siglas en inglés) con YPF para buscar oportunidades de desarrollo en Vaca Muerta. En total, son 133 los equipos de perforación empleados por toda la industria. Es una cifra casi sin parangón en la última década y media. En tanto que los equipos de workover, que se utilizan para reparar pozos afectados con algún inconveniente, suman en total 158 unidades. Y los de pulling, son 75 equipos. Para poner los números en perspectiva, basta decir que en septiembre de 2012, pocos meses después de la reestatización de YPF, las unidades de drilling activos se ubicaban en 89, es decir, un 50% menos que en la actualidad. En enero el Gobierno dio a conocer un programa de estímulo para subsidiar con U$S 3 adicional por barril de crudo a quienes aumenten su producción. Las mayores operadoras se encuentran en negociaciones con sus proveedores y contratistas para reducir sus tarifas entre un 3 y un 10 por ciento.
YPF subió su producción
La petrolera YPF terminó 2014 con una ganancia de 58%; un incremento en la producción del 13%, y un aumento de sus reservas de un 11,9 por ciento. Con respecto a la producción, la empresa dijo que la de petróleo creció un 5,3% interanual y la de gas, un 25,1%. En su conjunto, la producción de hidrocarburos fue un 13,6% superior a la del año anterior. La petrolera tuvo un aumento de las reservas “de 11,9% con respecto al 2013” y “es el más alto en la historia de la compañía, superando a su vez el aumento interanual récord de 2013, que había sido del 10,6%”. Con respecto a la relación entre los hidrocarburos que se extraen y la incorporación de nuevas reservas, YPF informó que “el índice de reemplazo de reservas alcanzó el 163%, que consolida la tendencia que se inició en 2013, cuando ese mismo índice alcanzó el 153%, el más alto de los últimos 14 años”. A su vez, YPF terminó el año con una utilidad neta que creció un 58,5%, a $ 9.002 millones; un crecimiento del 64,3% de la utilidad operativa; y el EBITDA (beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) ascendió un 72,8% en el mismo período. “Estos resultados productivos fueron impulsados por el crecimiento de las inversiones, que este año ascendieron a 58.881 millones de pesos, casi el doble que las del año pasado (97,3%)”, indicaron. Finalmente, YPF comunicó que durante el año 2014 se perforó un total de 908 pozos, de los cuales 255 tienen por objetivo formaciones no convencionales.
Regalías
Ayer, en rueda de prensa, fue el propio gobernador Peralta quien confirmó que presupuestariamente hay una merma de 35 millones de pesos mensuales producto de la baja de la producción y también la readecuación de los precios internos fijados para la actividad petrolera que implicó una baja de 7 dólares por barril. A su vez, el sábado pasado, el mandatario volvió a advertir a Petrobrás que si no reacciona rápidamente con un plan de inversión serio, “estamos decididos en avanzar en quitarles las áreas”, ya que sostuvo “no podemos permitir que continúe la caída de la producción en la cuenca austral como está ocurriendo porque la empresa no define si vende o no vende, si se queda o se va, por lo que o define o decidimos nosotros y le quitamos las áreas”, aseguró. ( El Periódico Austral, Santa Cruz)